LOS POLVORONES SON PARA EL VERANO.

Polvorones closeLos mantecados y polvorones tienen su origen en Andalucía (Antequera o Estepa) y, por una vez, no tienen origen musulmán, esencialmente porque el componente primordial es la manteca de cerdo. Aunque existe polémica entre varias localidades por la paternidad, lo que es irrefutable es que su comercialización ha sido impulsada desde la ciudad de Estepa.

El famoso polvorón, no se diferenciaría del mantecado nada más que en su forma ovalada y el ingrediente del azúcar en polvo, quedando así clasificado como una variedad de mantecado.

Polvorones caseros

Ingredientes para 12-15 unidades

• 350 grs. de harina de repostería

• 40 grs. de almendra cruda molida

• 80 grs. de azúcar glas —admite hasta 100 grs. si os gustan más dulces—

• Más azúcar glas para decorar

• 110 grs. de manteca de cerdo ibérica

• Un chorrito de anís

• ¼ cucharada de canela

Cómo hacer polvorones caseros

Ponemos la tarde anterior la harina y las almendras molidas en una bandeja apta para horno. La harina debe estar bien tamizada y bien mezclada con la almendra. Si lo vamos a hacer con la Thermomix, poner en el vaso la harina y las almendras y programar 30 seg., vel. progresiva hasta llegar al 10.

Precalentar el horno a 130˚C, calor arriba y abajo e introducir la bandeja 30 minutos, moviendo de vez en cuando con la espátula. Irá cogiendo un tono ligeramente tostado. Es importante que no se nos pase el tiempo porque si no amargaría la mezcla. Dejamos reposar hasta el día siguiente.

Formamos un volcán con la harina y metemos dentro los ingredientes, mezclándolos hasta conseguir una masa uniforme, con la que se pueda hacer una bola un poco aplanada, que meteremos en el frigorífico entre 30 minutos y una hora envuelta en plástico transparente.

Sacamos del frigorífico, y con la palma de la mano vamos aplastando un poco la masa (se nos abrirá por los bordes, pero luego se va arreglando). Dejarla algo gruesa y pasar suavemente el rodillo para igualar la superficie. Usar por ejemplo un vaso de vino a manera de cortapastas, e ir haciendo los polvorones.

Dejamos reposar alrededor de una hora al menos. Precalentamos el horno a 200˚C, solo grill, e introducimos 15 minutos, vigilando para que no se nos quemen. Los retiramos del horno, y cuando estén fríos, espolvoreamos con abundante azúcar glas.

Tened en cuenta algunos de los problemas comunes y a qué pueden ser debidos… Por ejemplo si se os quedan demasiado duros es porque los habéis tenido demasiado en el horno. Si se agrietan mucho les falta manteca, igual que si se rompen en cuanto los tocáis. En cambio si se quedan pegajosos es porque tienen mucha manteca, y si saben mucho a manteca será porque la habéis comprado hace mucho tiempo.

Los polvorones estarán perfectos cuando consigamos no pasarnos de manteca y conseguir su punto justo. Tenemos que lograr que no se rompan al cogerlos pero que se deshagan en la boca al morderlos.

Pues bien, después de estar toda la tarde trabajando como un

subsahariano o como un parado de larga duración de mas de 50 años, siguiendo paso a paso, bajo la amenaza de un 155 familiar, todas las indicaciones… Llega mi perra, Kala, que es mas delicada que el pellejico de breva y dice que no le gustan los polvorones, que se le empalagan. “Cria cuervos…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s