EL VERANO, ESA ESTACION TAN BONITA.

APROVECHA-EL-TIEMPO-EN-TUS-VACACIONES-DE-VERANO_MOD-1024x768Cuando tenia 13 años, un verano, comencé a trabajar de panadero para ganarme un “dinerico” e invertirlo luego en lo que venían a ser “mis cosas”. Si alguien no lo sabe, trabajar en una panadería en aquellos tiempos donde la población se cuadriplicaba o quintuplicaba durante el verano era un puto infierno. Y el calor era lo de menos. Pero como somos una zona costera y de veraneo era lo que había que hacer… Solo los ricos podían permitirse el lujo de no trabajar en verano. Bueno, los ricos y los que nosotros llamábamos, los veraneantes. Que en su mayoría no eran ricos, aunque eso me enteré mas tarde, pero venían de Madrid, y para nosotros los del pueblo, incluidos los ricos, ser y venir de Madrid te daba una gran categoría tanto social como cultural ( De las mas grandes aportaciones que recibimos de ellos durante sus veraneos fueron: el echarle gaseosa a la cerveza y llamarle “clara” y a la barra de pan que nosotros llamábamos “colín” ellos llamaban “pistola”…. Y seguro que algo mas, pero no me acuerdo)…. Si eras capaz de llegar hasta aquí y alquilar una casa o un apartamento era porque tenias dinero. Mucho mas del que yo podría ganar, trabajando incluso durante el invierno, de panadero. Porqué desgraciadamente para mi, yo estaba en la categoría laboral mas baja que existía en aquellos tiempos: Yo era “zagal”. Lo que viene a ser por explicarlo de forma contundente, la ultima mierda. Habían otras categorías como eran las de maestro, ayudante, hombre, e incluso la de “las mujeres” que también estaban jodidas y cobraban bastante menos, pero la autentica ultima mierda era la de “zagal”. Tanto era así que cuando querían hacerte una especie de favor te decían: “Venga, que como te estas portando bien, esta semana vas a cobrar como las mujeres”. Pobreticas ellas también… Mi horario no te quiero ni contar; entraba a trabajar a las 8 de la noche y me marchaba por la mañana a la hora que me dijeran (literal) que nunca era mas temprano de las 10. Mi trabajo consistía en estar allí y hacer lo que me dijeran, daba igual que tuviera o no tuviera que ver con el mundo del pan. Podía cargar furgonetas, descargar harina, fregar los aseos o simplemente limpiar el coche del dueño o hacer la compra. Teniendo en cuenta lo que me pagaban, aunque solo estuviera allí para dar conversación ya seria rentable. Pero es lo que tiene ser pobre, que tienes que trabajar en lo que sea, si permaneces ocioso con todo el trabajo que hay a tu alrededor eres un gandul.

Esto que he contado era en el año 1977, ahora, 40 años de hermosa democracia después, es el trabajo que se le ofrece a un padre de familia. Probablemente porque vivió por encima de sus posibilidades y tiene que sufrirlo ahora. De las mujeres no digo nada… Ellas lo notaran menos porque siguen igual.

P.D. Dedicado al ##@@#@# de Pablo Casado (diputado del pp) para que encuentres tu habitación “sin hacer” en todos los hoteles donde vayas, y que luego simplemente te descuenten 2 euros en la factura, que es lo que pagan por limpiarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s