Parte II: ¡¡¡Puto Gordo!!!

8054_10382_1

¡¡¡PUTO GORDO!!! Esto me lo suelo decir sobre todo los domingos. Como soy “comiente” y durante los fines de semana se comparte mesa con los cuñados, los hermanos o los amigo o simplemente con el de la mesa de al lado, tendemos a poner comida de mas… Esa es mi perdición. Yo he comido, desde los 7 a los 18 años en el colegio, sobre todo porque mi madre era cocinera y yo tenia que comer allí. (Bueno, que coño, y porque se comía bien) Nos servían un menú que había que respetar, te gustara mas o menos y en el que no debía sobrar comida. Esa es la causa de mi perdición. La gente pide en los restaurantes como si no hubiera un mañana y yo no puedo luchar contra la educación que me transmitieron y que me obliga a comer todo lo que haya encima de la mesa, excepto los platos o mojar en la salsa de el de al lado. (A no ser que tenga mucha confianza) También hay que tener en cuenta que lo que se pide nunca es sano, esta mal visto. Nadie te invita a comer acelgas, brócoli o capulladas semejantes. Quizá si eres vegetariano o militas en Equo… Pero casualmente no es el tipo de gente con la que yo suelo ir a comer, de hecho entre ellos tampoco lo hacen, suelen tener fines de semanas de convivencia mística y ayuno, sobre todo ayuno. Alguna batucada para hacer ejercicio y como licencia de desmadre hay alguno vegetales que se los fuman en vez de comérselos. (Cosa que no deja de ser una putada porque normalmente “eso” da hambre) Desgraciadamente para mi la mística, la energía cósmica, la percibo mejor después de comer. Un día, tras un menú a base de percebes, patatas con pulpo y fabada, tengo pruebas de que estuve levitando durante la siesta. Para mi solo queda la esperanza de los alimentos transgenicos. Pero no deberían en centrarse en hacer que tengan buen aspecto, que crezcan mucho mas en tamaño o en velocidad de desarrollo, que el color sea mas brillante y atractivo, y su forma mucho mas homogénea… Si han logrado, de momento, que los tomates no sepan a nada, porque no centrarse en que los rábanos tengan sabor a “pantera rosa” y que a la misma vez tengan las mismas calorías que las espinacas o la lechuga. O que la coliflor sepa a chocolate blanco, o los germinados de alfalfa a angulas, o cuando ases las berenjenas sepan a cochinillo o a cordero, según su color. Mas que centrarse en los cultivos, si son o no son ecológicos, lo que habría que centrarse es en quitar calorías a las cosas “ricas”. Pero tiene que ser ¡YA! ¡¡¡¡Que se nos echa encima el puto verano….!!!!

P.D. Ayer me ataco una “garrapata”. Estuvo en mi espalda y me mordió. Quizá no sea nada, pero tengo miedo. Llevo todo el día intentando subirme encima de mi perra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s