LAS TORRIJAS Y LA SANTA SEMANA

torrijas La semana santa ni es semana ni es santa. Pero para mi es sagrada. Unas fiestas que aportan a la humanidad las “Torrijas” no pueden ser malas. Es una fiesta nacional en todos los sentidos. Puede que no todos los pueblos realicen procesiones, pero en todos los pueblos se elaboran “Torrijas”, en unos de forma artesanal y tradicional, las que se denominan “caseras” y en otros de forma industrial o comercial. Desde grandes pasteleras multinacionales a pequeños obradores. Todo el mundo empapa rebanadas de pan en leche con canela y las fríe, en aceite bien caliente,(Yo recomiendo el de girasol muy suave para que no aporte mucho sabor)   después de haberlas rebozado en harina y huevo para después de escurrir el sobrante (muy importante) volver a rebozarlas, esta vez en azúcar y canela. Ademas, se le pueden añadir un montón de variantes, chocolate, miel, un poquito de licor, mermeladas, cremas, natas… Lo admiten todo. Lo bueno que tiene el neoliberalismo actual, es que todo lo que es susceptible de ser vendido y  generar beneficio es licito realizarlo. Alguien mucho mas inteligente que yo debería potenciar esta industria que podría generar miles de trabajos directos y otros tantos o mas indirectos. ¿Y si las torrijas fueran la clave para salir de la crisis en vez de la Semana Santa?; porque si nos ponemos a analizar las Semana Santa puede crear controversia:  Conlleva discusión sobre si Dios existe, si es crueldad sacar a un tío crucificado en procesión, si los nazarenos a veces le pegan mucho al “pitraque” e incluso puede ofender los sentimientos religiosos de los que no son cristianos. E incluso sabemos que no sería una fiesta exportable a Arabia Saudi.

         Pero las “Torrijas” no ofenden a nadie, los musulmanes pueden comer torrijas, los mormones pueden hacerlo también, estoy seguro que se pueden elaborar torrijas sin azucar para los diabeticos, para los celiacos, para los vegetarianas (se pueden mojar con leche de soja o de coco o de almendra, que por cierto esta ultima la tengo que probar).

¿Porque estar siempre con las cosas que nos separan y no con las que nos unen?. Hagamos de cada semana una semana sagrada  (La de la  Tortilla de Patatas, la de Los macarrones con Tomate, la del Arroz Caldero y así todas las que se nos ocurran…) Solo pido, por respeto, que La de la santísima Torrija sea la primera.

PD: A ese, que seguro que aparecerá, y dira lo de : -A mi las torrijas no me gustan- yo solo le puedo decir: -”¡Pos” cómete una mierda!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s